home_01

EL COLECTOR PARABÓLICO
CORAZÓN PALPITANTE DEL SISTEMA CSP

El campo solar está compuesto, normalmente, por una serie de módulos de base (con una longitud de 100 m) llamados SCA (Solar Collector Assembly), conectados entre ellos para la circulación del fluido termovector.

Cada SCA está constituido principalmente por colectores cilindro parabólicos que comprenden:
– PANELES REFLECTANTES
– ESTRUCTURAS PORTANTES
– SISTEMA DE MOVILIZACIÓN DE LAS ESTRUCTURAS CON ESPEJOS
– TUBOS RECEPTORES

La radiación solar es reflejada, en la posición del foco, por los espejos donde se encuentra el tubo receptor con una concentración comparable a 100 veces la potencia del Sol. Entonces, el fluido termovector que pasa en los tubos receptores se calienta hasta 550°C. Cada SCA puede rotar, siguiendo con precisión el movimiento del sol, a la velocidad necesaria, alrededor del eje que pasa por el baricentro de la parte móvil de los módulos. El eje de rotación está colocado, preferentemente, en dirección Norte-Sur: por lo tanto el SCA “sigue” durante el día el sol en su recorrido de Este a Oeste. El sistema de movilización es de tipo hidráulico. Los colectores, motorizados cada 24 m, pueden tener una longitud ilimitada. La rigidez y robustez de la estructura metálica permiten la completa operatividad con vientos de hasta 13 m/s (para las instalaciones tradicionales el límite es de 10 m/s).

VENTAJAS:
– sistema de montaje de las cimbras a encastre con una precisión
de hasta 0,1 mm.